30/9/21

70. Otoño a cero

    Bueno, bueno, bueno.

    Diría el poeta o el romántico —que tanto da— que ya estamos en la estación triste del año. Esa en la que los árboles lloran sus hojas, livianas como un suspiro, hasta tocar el suelo con la suavidad de una caricia, bajo un cielo desapacible y mustio. El gris de la melancolía, oh, joder, joder. Ha llegado el segundo otoño pandémico y se ha llevado el sol y las altas temperaturas, con lo bien que se estaba. Se acabó marcar paquetón y raja las veinticuatro horas del día en las zonas de baño, con lo bien que lucen. No así como los botellones en masa, eructar de ebriedad a la luna como dementes abducidos, y el folleteo rítmico o desacompasado al aire libre.

    La siempre maltratada naturaleza vuelve a agradecer la ausencia de verano, ya que con la paulatina llegada del frío, la gente cerda deja de utilizar playas y bosques como los retretes y basureros por excelencia, para dejar huella en los arrabales y espacios abiertos de las urbes. Me pregunto dónde irán ahora todas aquellas criaturas bípedas del señor que se someten cual reptiles, verano tras verano, a la tortura de la radiación solar, más untados que un culturista en plena competición, para cambiar el color de piel con el que nacieron. Seguro que muchos de ellos, en algún momento de sus vidas, pusieron a parir a Michael Jackson por su conversión colorea del negro al blanco. Capaces son de gastarse unos billetes en tórridas sesiones de rayos UVA, acelerando así el curso natural de su envejecimiento cutáneo, y a posteriori, untarse la jeta con algún milagroso potingue antiarrugas. Jajaja, gilipollas.

    Pero, ah, el otoño, con sus atardeceres ocres y amarillentos, que ha diferencia del verano —lleno de posibilidades y estímulos—, lo percibo como el tiempo de los grifos cerrados y los manómetros a cero. En otoño la vida se ralentiza hasta reducir las opciones, bajan las pulsaciones y los sonidos parecen reproducirse a través de un gramófono en desuso. Es en otoño cuando suspiramos más veces al final de esos días menguantes que se suceden en blanco y negro. Es en otoño cuando apartamos la mirada y empezamos a ser anodinos. Es en otoño —oh, joder con el otoño— cuando sentimos que nuestro corazón encoge mientras miramos a ninguna parte tras el cristal de la ventana.  




20 comentarios:

  1. Bien, rajo... Jajajaja cómo me haces reír siempr y cómo se agradece eso. Me refiero a los comentarios que pones en mi blog (graciassss gracias por pasar y por eso).

    O sea que así sientes Octubre? Y el Otoño... Pero te ha salido tu lado sentimental.

    ResponderEliminar
  2. Mustio, melancólico y triste...aburrido, añadiría, aunque no hace falta porque lo has descrito a la perfección. Esperar tras la ventana la llegada del sol. Me encantó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, aburrido también. O al menos no es mejor que el verano, eso seguro.

      Eliminar
  3. Hay quienes disfrutamos de la frialdad del otoño... pero aun así qué bien has descrito el cambio de estación. Te añado a mi lista de lectura. Saludos 🐾

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Qué extraña conjunción animalesca supone un Gato Rojo y un pato negro. Celebro que disfrutaras la lectura.

      Eliminar
  4. El otoño es mi estación preferida, no soporto el verano, todo el día sudando, siendo de día a las 22h y no pudiendo dormir por la noche durante 3 meses. Cuando digo esto la gente me mira como un bicho raro, pero los raros son los del verano forever. Me encanta el otoño, los colores ocres (blanco y negro no es). Quizás será porque nací en el mes de octubre. Viva el otoño!! Si hasta te convierte en poeta, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debo ser de los raros porque el verano se me hace corto. De hecho, es corto. Y el otoño es... tan poco luminoso que para mí es casi una estación de blancos y negros. Y eso que acaba de empezar... Eso sí, en otoño puedes salir a caminar a cualquier hora del día sin abrasarte.

      Eliminar
  5. No sé qué comentarte Cabrónidas, porque soy una bípeda volada y me fascinan todas las estaciones, cómo las va transformando la naturaleza con su poder de construcción y destrucción que siempre nos deja con la incógnita de lo que será.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diría que eso es lo mejor: saber disfrutar de todas las estaciones. Al fin y al cabo todas tienen cosas buenas.

      Eliminar
  6. No se que decirte, me gusta el otoño, el calor y el frío son soportables. Me encanta ver a alguna gente que aunque llueva todavía se resisten a sacarse las sandalias, a los que van en pantalón corto y con anorak, es una estación a la que no le hay que buscar el sentido. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como pasa con lo inevitable, mejor la aceptación y que todo siga.

      Eliminar
  7. No puede ser triste una estación que te ofrece esos maravillosos colores. ¡A alegrarse!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues también. No están los estados de ánimo en las estaciones, sino en nosotros.

      Eliminar
  8. ¿No serás tú uno de esos poetas o románticos que cantan al otoño? No sé, pregunto porque el último párrafo me ha confundido...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan solo escribir atendiendo a mi estado anímico, etílico o sobrio, sin ponerse límites de estilo o registro.

      Eliminar
  9. ¡Hoooola!

    Ay, me ha gustado mucho la reflexión, y totalmente identificada con la última frase: esa soy yo, mirando por la ventana del coche mientras pienso en cosas melancólicas jajaja me encanta.
    En fin, soy fan del otoño, he de decir que la primavera y el verano también me encantan pero ese toque mágico del otoño, de tristeza... ains, me gusta mucho ^^

    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Entonces debes estar como pez en el agua. Disfrute usted, disfrute.

      Eliminar
  10. Segundo otoño pandémico ya... ¡segundo! ¡Qué largo se me está haciendo esto! Verte tan poético casi me ha asustado un poco... casi. jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la ausencia del verano me trastoca los biorritmos. :)

      Eliminar

RAJA LO QUE QUIERAS