31/1/21

1. El principio

    Tenía un blog en la plataforma simplesite. En esa plataforma, mi blog sufría cambios sin mi consentimiento o desaparecían entradas. Dada la hinchazón de mis pelotas y mi mala educación no he llegado a un buen entendimiento con los que gestionan la plataforma, y los he tachado de incompetentes e hijos de puta. Así que ahora ya no hay vuelta atrás. En la medida que pueda, iré recuperando los artículos de mi antiguo blog para republicarlos junto con los futuros. Las premisas no han cambiado, por lo que seguiré escribiendo sobre todo aquello que me salga del nardo sin límite alguno de estilo o registro, atendiendo únicamente a mi estado anímico, etílico o sobrio.