14/10/21

74. Punto y final

    Antes de ayer se cumplió un año desde que hicimos un alto en el camino para despedir a uno de los nuestros. El último adiós de quien se ha ido para siempre dejando una ausencia tan prematura como insustituible. Se fue de la peor manera, dejándonos con un desconcierto que cayó sobre nosotros como un cielo de cemento. De qué modo entender lo incompresible. Dónde poder encontrar un motivo cuando no se sabe dónde buscar. Cómo explicar el sinsentido. Cuándo fue la primera vez que se asomó al borde del precipicio. Las respuestas se quedarán ahí en no sé dónde, marchitándose con la herrumbre del tiempo hasta desaparecer, quedando solo el recuerdo.



24 comentarios:

  1. La muerte es tan inexplicable como la vida. La busquemos o no, siempre te encuentra. Cuestión de tiempo.
    SAludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. En mi caso, no necesito explicación para la muerte. Sí para el suicidio.

      Eliminar
  2. Cierto para los demás, los que lo querían, nunca tiene explicación y solo deja decepción y desconcierto que se suma al dolor.

    Pero todo tiene un porqué aunque tú y los demás no puedan explicárselo.

    Pienso que el dolor y el sufrimiento sea cual sea, es tanto que de pronto la única solución que encuentran es esa.

    La vida es tan complicada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Siempre quedará el por qué lo hizo. La eterna pregunta.

      Eliminar
  3. Siempre se presenta sin respuestas, dejándonos solo el recuerdo de quien era parte del afecto familiar. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Las respuestas se las lleva consigo el que decide cruzar esa línea.

      Eliminar
  4. Lo siento mucho, no hay respuestas válidas para un hecho tan doloroso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Cabrónidas. Pues las puñaladas de la vida. Esperemos que no nos de muchas más, pero alguna siempre te llevas, y joder como duelen. Un abrazo, compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Ocurre más de lo que nos pensamos y siempre parece que no nos puede tocar tan de cerca. Hasta hace un año no me interesaba el tema, pero ahora que he leído y me he informado a fondo, es increíble las carencias y falta de interés que tiene el Estado para la prevención del suicidio.

      Eliminar
  6. La terrible guadaña es tan inexplicable que la respuesta es aún más complicada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Suicidarse es cerrar una puerta, la de la sala de espera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que es mejor esperar. Y mientras se espera, vivir. La de la guadaña que llegue sin forzarla.

      Eliminar
  8. Lo siento mucho, agrava la intensidad de un dolor de por sí muy fuerte. Claro que es inexplicable.
    Prevención... Sí, se habla mucho de eso. Por lo pronto nunca dejar de dar importancia a "avisos", que suelen hacerlos.

    Al fin supe tu nombre... Un abrazo, Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. En lo que se refiere a mi experiencia, no hubo nunca ningún aviso ni la más mínima sospecha. Nada de nada. Por eso resulta tan incomprensible. Carlos tampoco es mi nombre.;)

      Eliminar
  9. Lo siento un montón y te mando un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
  10. Este tipo de aniversarios son una mierda. E imposibles de olvidar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. No sé muy bien qué comentar. Yo perdí a mi madre sola, triste y confinada. Se la llevó el covid, y entre seis hijos/hijas y once nietos/nietas, nadie pudo agarrarle la mano en le último momento. Ella sola y ausutada se nos fue. Sin más.
    Sé que es distinta tu situación y yo que lo he vivido de cerca, aunque no en mi familia, comparto contigo la idea de que no siempre hay señales. A veces es tan inesperado que duele sin consuelo. Te mando un abrazo virtual, sincero.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias. Supongo que por mucho que conoces a una persona, si esa persona no quiere que nadie se entere de lo que le pasa, lo consigue.

      Eliminar
  12. ¡Hola!
    No puedo imaginar lo difícil que puede ser este momento. lamento tu pérdida.
    Un saludo


    ResponderEliminar

RAJA LO QUE QUIERAS